DE VUELTA AL RUEDO

¡Qué rápido pasa el tiempo cuando somos felices y nos dejamos llevar por la ilusión de emprender nuevos proyectos! Parece mentira que ya haya pasado un año desde que me di cuenta que “la vida son dos trazos y un borrón” y que necesitaba salir por aquella puerta sin mirar atrás para comenzar un descanso (merecido) que me llevaría a replantearme mi proyecto futuro. Tener que abandonar un barco porque se hunde da miedo, no sabes qué tipo de seres marinos te aguardan en el fondo del mar y si conseguirás llegar viva a tierra firme. Sin embargo, más miedo da ver como se anuda tu respiración y se evaporan tus esperanzas.

Si permites que te roben el mapa del país de tus sueños dejas de existir automáticamente como persona y es entonces cuando te conviertes en algo así como un “caminante”, pero con la salvedad del olor a cloaca o la obsesión de comerte las tripas de otro ser humano como ocurre en The Walking Dead. Y no, no exagero. Se muy bien que si te rindes es entonces cuando podrán contigo y con tus sueños. Por ello, mi recomendación es agarrar con firmeza el timón de nuestro barco y dirigirnos con tesón hacia nuestra tierra prometida sorteando tempestades y echando por la borda a todo polizón interesado en sabotear nuestra travesía.

Por mi parte he utilizado este último año para trazar un nuevo mapa y una nueva hoja de ruta. Me ha dado tiempo a hacer y deshacer maletas, visitar lugares increíbles y empezar a trazar el plan de los planes, el superplan de mi vida. Como primera parada del crucero rumbo a mis sueños está la vuelta al ruedo, es decir, al mercado laboral. Y si lo pensáis bien, lo de volver al ruedo es casi de manera literal. Entrar en ese redondel, coso, albero o palestra significa lidiar con el toro. El ruedo o el circo no tiene porqué ser redondo, puede ser un polígono de muchos lados.  El terreno del albero debe ser en teoría llano, pero duro y arenoso, y sin irregularidades que puedan provocar algún tropiezo accidental. Y como muchas cosas en este país, esta es la teoría y otra cosa es la práctica.

A pesar del actual paradigma laboral de este país, uno de mis objetivos era afrontar esta nueva andadura con un ritmo suave, relajado y sobre todo, asumirlo con mucho entusiasmo. El trabajo siempre es trabajo, pero esto no debe verse como algo negativo. No significa mirar el reloj constantemente a ver cuando llega la hora de irse a casa. Se trata de comprometerse con la labor y tener una visión positiva de la tarea que realizamos. Un truco que funciona a menudo es utilizar los cinco minutos antes de salir de casa rumbo a la oficina para visualizarte saliendo por la puerta del trabajo contenta después de una jornada productiva y gratificante.

Una vez que se termina la jornada laboral debe empezar “obligatoriamente” las actividades para disfrutar de nuestro tiempo libre y mejorar nuestras destrezas o habilidades. Nada de sofá y esperar a que llegue por si solo el “mañana”. Y aunque la situación laboral tenga tintes de injusticia o mala gestión, siempre se debe realizar el trabajo lo mejor posible como si fuera un desafío personal.

EL COMIENZO

Siendoyomisma es mi primer proyecto única y exclusivamente con una finalidad personal. Quiero compartir mis ideas, pensamientos, experiencias, percepción de la vida con todos aquellos que deseen leer mis palabras o que caigan, por fortuna o desgracia, en este blog.

Después de un algunos años intensos y emocionantes y otros en el infierno, dejé los tacones y los trajes de chaqueta por unos tejanos y ropa cómoda. Quería buscar otras aspiraciones en mi vida. Esta edad para mí era un umbral; no quería dedicarme toda mi vida al 100% a una profesión tan… tan… perturbadora como es el marketing online tal y como lo entendía la compañía en la que trabajaba. Ahora tengo otras inquietudes vitales.

Fue una decisión en parte meditada y en parte obligada. No diré que estaba quemada en el trabajo. El trabajo me asfixiaba, me robaba mi ser, mi mismitud. Me alejaba de los demás, sobre todo, de las personas que más quiero. Y en definitiva, no me hacía feliz.

Los primeros días en casa hacía listas interminables con puntos que me obligaba a cumplir a rajatabla; ahora, seis meses después, ya me estoy olvidando de las listas. Creo que mi decisión se asemeja, en cierta manera, a la que toman algunas mujeres directivas cuando deciden dejar su trabajo para criar a sus hijos. Yo no tengo hijos, tan solo un gato, pero creo que lo que me ha ocurrido a mí es una sensación similar a la que deben tener muchas mujeres que, tras ser madres, se dan cuenta de que sus prioridades cambian, y que lo más importante no es el trabajo, es vivir.

Conozco a mujeres brillantes que deciden dejar sus trabajos para ser madres, y sus jefes y colegas no lo entienden, porque debe ser más difícil de procesar desde el punto de vista masculino, pero es una reflexión vital que tiene mucho sentido si puedes permitírtelo. Y a otras que después de haber estudiado 4 ó 5 años de carrera han cortado por lo sano, han puesto tierra de por medio y ahora se dedican al voluntariado, a el trabajo social o a adquirir experiencia laboral en trabajos poco cualificados mientras aprenden un idioma nuevo y viven una experiencia inolvidable.

Creo, sinceramente, que los empresarios y directivos españoles deberían hacer un mayor esfuerzo por cambiar de vida cada cierto tiempo y sobre todo, escucharse a uno mismo y a su entorno. En España parece que si decides hacer un paréntesis en tu vida laboral para dedicarte a otra cosa estás cometiendo una locura; pero reinventarse es muy positivo, y puede ayudarnos a todos a ser más creativos y felices.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

El nuevo idioma

Acogedor de nuevas experiencias. Basta sin intuiciones experimentar el mundo.

El cuento de Saliary

Un poema a mi paranoia

El tarro de ideas

donde el tarro se destapa

Ser madre joven y SOBREVIVIR en el intento

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

Mucho Más Que Dos

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

avueltasconmivida

Revoltijo de ideas, palabras y ficciones

Mamá puede

Las cosas que le pasan a una mamá

No soy tan vaga

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

Inspiramundo

Coach Ontológico

CON GORRO . . . Y A LO LOCO

como madre, busco la paz · como madrastra, ¡dominar el mundo! (pa qué te voy a engañar)

Barbaraontheroad

Next destination: Colombia

una madre de Marte

familia monoparental y adopción

Angel Largo

Just another WordPress.com site

Mamá y su Coquito

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

massobreloslunes

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

EL ESPEJO DE LA VIDA

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

La vida es vivir

Estar dispuest@ a vivir aprendiendo cada día