BLOQUEO MENTAL

Hace unos años, en el ejercicio de la profesión de comunicadora, pensaba a menudo en el bloqueo mental del escritor. Aquel que sentimos muchos periodistas ante el papel en blanco. Sin embargo, hoy no voy a hablar sobre éste en particular, sino del bloqueo mental que padecen las víctimas de acoso psicológico en el trabajo por parte de sus superiores, algunos de los síntomas y las consecuencias que tienen para su vida laboral y personal.

Es verdad que muchos bloqueos productivos que padecemos los trabajadores en determinados momentos son ficticios, como decía Berto Pena en uno de sus post en ThinkWasabi hace ya algún tiempo. Recuerdo también que él nos comentaba en una charla sobre productividad personal que el bloqueo productivo es fruto de una artimaña de nuestra propia mente, la cual actúa como una “sucia mentirosa” que tiende a magnificar y distorsionar el trabajo o la tarea que tenemos delante.

Sin embargo, el bloqueo mental provocado por un acoso continuado con estrategias que van desde quitarte áreas de responsabilidad clave ofreciéndote a cambio tareas rutinarias sin interés o dejarte sin tareas; modificar sin decirte nada las atribuciones de tu puesto de trabajo; menoscabar tu autoridad delante de tus subordinados; amenazarte de manera continuada con el despido, el impago de tu hipoteca o la no recomendación para un futuro empleo a pesar de haber trabajado mil horas para la organización e invadir tu privacidad interviniendo tu correo electrónico no es ficticio, es real. Y la mente no tiene el papel de la “sucia mentirosa”, sino de víctima.

imagen post 1

De este tipo de acoso, como escribe Hirigoyen en su libro El acoso moral: el maltrato psicológico en la vida cotidiana, “no hay ninguna prueba de la realidad que está padeciendo. Cuando hay violencia física, sí hay elementos exteriores que están ahí para atestiguar lo que sucede: informes médicos, testimonios oculares o informes policiales. Pero en una agresión perversa no hay ninguna prueba. Se trata de una violencia “limpia”. Nadie ve nada”.

Ese jefe perverso es capaz de destruirte con palabras aunque parezca mentira. Ese ser perverso busca poder y no tiene escrúpulos para utilizar a otros, ya que todos son meros objetos.  Además, este ser es sarcástico y ácido, te da mensajes contradictorios, pero a la vez es un seductor. Utiliza una sutil estrategia para confundirte y, si te quejas, el perverso siempre niega el conflicto.  Le gusta enturbiar de tal manera que la culpa quede en la niebla y sin ésta, no hay culpable.

Después de muchas conversaciones con varias mujeres, la mayor parte procedentes del mundo del marketing, y un cien por cien en puestos directivos, todas me describen situaciones en las que han sufrido y sufren acoso laboral de sus superiores o socios de la compañía. En muchos casos coinciden: el motivo principal para acosar es encubrir la ineptitud o la mediocridad porque sienten miedo sobre el futuro de sus carreras profesionales o ante un cambio inminente en el mercado que afectará a su compañía. Sin embargo, ningún motivo es justificación suficiente para hacer lo que ya se conoce como mobbing.

imagen post 2

Cuando la empresa (la cúpula, bien sea directores generales o socios) es la que dirige la estrategia de acoso, detrás suele haber una estrategia empresarial. Una vez que te etiquetan como empleado “molesto”, aunque no te puedan reprochar nada, comienzan a utilizar la táctica de la desesperación. Esta táctica consiste en hundirte psicológicamente sin que suponga ningún coste para el empresa. A veces quieren incorporar en ese puesto tan jugoso a un amiguete suyo o eliminar a quien sabe más de la cuenta sobre irregularidades o ilegalidades de la empresa. Poco a poco se te asignan objetivos inalcanzables, informes absurdos que te ocupan semanas, te sobrecargan de trabajo algunos días, y otros te dejan sin ninguna tarea. Después, continúan quitándote campos de responsabilidad, concediéndote tareas sin interés para reducirte de categoría como si nada para que te frustres. Todo con tal de que sea el trabajador o la trabajadora la que dimita.

En un principio, no compartes con nadie tu frustración y desmotivación, ya que lo más común es pensar que debes mejorar, que no estás a la altura del puesto de trabajo, que debes dar tu vida por la empresa por miedo a que se hagan realidad las amenazas. Hasta que un día alguien que ya sabe que esto se llama acoso laboral te abre los ojos, y descubres que estás perdiendo tu salud y, después, tu felicidad y por consiguiente bajarás tu productividad y empezarán los bloqueos mentales.  Cada minuto en esa oficina se convertirá en un infierno del que no sabes cómo salir y la opción más fácil te parece presentar una carta de dimisión como quieren ellos.

Acudir todos los días a la oficina donde recibes este hostigamiento es agotador. Y llegar a casa, compartir tus sentimientos acerca de tu trabajo y que familia y entorno social no te comprenda, o te rechacen, malgasta la poca energía que te queda. Escuchar “esto es así en todos los trabajos” o “no aguantas nada” se convierten en lo habitual. Nadie se atreve a decir: esto es acoso laboral.

Y cuando ya sabes que padeces acoso laboral, ¿qué haces? Ya has perdido la ilusión por el proyecto, la motivación por superar los objetivos y superarte a ti misma y sólo quieres huir. No puedes pensar en agarrar el toro por los cuernos porque tienes miedo a las represalias de llevar a la empresa a juicio y, también, al hecho de que, después de conseguir demostrarlo con una sentencia en firme, esa misma te devuelva a tu puesto de trabajo en las mismas circunstancias, cuando lo único que quieres es olvidarte de que algún día estuviste allí.

imagen post 3

Lo que he aprendido de mi propia experiencia laboral y de la de tantas mujeres que han compartido conmigo su historia es que es necesario romper el silencio buscando el apoyo de los más cercanos.  Y respecto a los bloqueos mentales,  la mejor solución es tomarte un descanso, una pausa, siempre proporcional al nivel de bloqueo vivido, cambiar de actividad y dejar que nuestro inconsciente trabaje por sí solo. A medida que reduzcas el problema o el trauma vivido por una situación anterior, aflorará la motivación y la creatividad.

Aquellas características que una vez intentaron enterrar tus superiores erróneamente.  La mejor herramienta de la que puede disponer una empresa para afrontar los obstáculos del entorno es la creatividad y la motivación de sus trabajadores. Son ellos el capital más valioso del que dispone una compañía, sus ilusiones, ideas y motivación. Su felicidad es el motor de la productividad y la energía creativa es el elemento que permitirá a la empresa desarrollar su proyecto de manera escalable y sostenible en el tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

El nuevo idioma

Acogedor de nuevas experiencias. Basta sin intuiciones experimentar el mundo.

El cuento de Saliary

Un poema a mi paranoia

El tarro de ideas

donde el tarro se destapa

Ser madre joven y SOBREVIVIR en el intento

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

Mucho Más Que Dos

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

avueltasconmivida

Revoltijo de ideas, palabras y ficciones

Mamá puede

Las cosas que le pasan a una mamá

No soy tan vaga

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

Inspiramundo

Coach Ontológico

CON GORRO . . . Y A LO LOCO

como madre, busco la paz · como madrastra, ¡dominar el mundo! (pa qué te voy a engañar)

Barbaraontheroad

Next destination: Colombia

una madre de Marte

familia monoparental y adopción

Angel Largo

Just another WordPress.com site

Mamá y su Coquito

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

massobreloslunes

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

EL ESPEJO DE LA VIDA

Investigando acerca del desarrollo personal y profesional...

La vida es vivir

Estar dispuest@ a vivir aprendiendo cada día

A %d blogueros les gusta esto: